3 formas de comer bien en época de competiciones

Healthy snack.

por Megan Meyer, doctora en el IFIC

El entrenamiento y las competiciones han sido una parte crucial en mi vida: durante más de dos décadas me he estado preparando y entrenando para varios tipos de competiciones. Durante mi adolescencia y juventud era una competitiva nadadora. Después de la universidad me empezó a gustar el running, me apunté a mi primera media maratón y me comprometí a no correr más que esos 21 km. Durante mi especialización, me convertí en fanática del triatlón, un deporte que me permitía apoyarme en mi capacidad para nadar, construir una buena base de running y desarrollar mi parte ciclista. Después quería un nuevo reto y me apunté a algo que nunca creí que llegaría a hacer: correr una maratón. En resumen: me encanta todo lo relacionado con la competición.

Comer bien: mujer cortando frutas

¿Pero por qué me encantan todos estos planes y entrenamientos de antes de la competición? Bueno, además de que me encanta hacer listas y planes, hay otro aspecto que juega un papel crucial a la hora de prepararte para una carrera. Te doy una pista: tiene seis letras y a todos nos encanta. ¡La comida!

No sé ni cuántas veces he estado con mis compañeros de entrenamiento y todo lo que hacíamos era hablar de lo que nos íbamos a comer cuando termináramos el entrenamiento. Seguramente fuera el 99,9% del tiempo. Puede que roce la obsesión y sea raro. Pero es aún más raro cuando conoces los tipos y cantidades de comida, así como los sentimientos que afloraban con la susodicha comida. Por ejemplo: el finde pasado fui a correr durante 60 minutos y al menos 15 veces pensé “me voy a devorar todo lo que haya en la nevera” o “estoy deseando ir a cenar con mis amigos y comérmelo todo”.

Mujer haciendo running

Pero, ¿es esta relación entre el entrenamiento y la comida realmente saludable? He estado pensándolo mucho y seguramente la respuesta sea que no. Por esto he decidido comer de una forma más consciente, sobre todo en el contexto de entrenamientos y competiciones. En lugar de pensar en comerme todo un plato de comida porque me lo he ganado, voy a relajarme y centrarme en la experiencia general de disfrutarla. Te estarás preguntando cómo. Poniendo en práctica estas 3 estrategias.

1. Prestar atención a las señales de hambre

Es fácil que estés hambriento si estás entrenando para una gran carrera. A menudo tengo hambre porque no he comido como es debido antes y/o porque no he tenido tiempo de tomar un aperitivo antes de entrenar. He descubierto que ignorar las señales del propio cuerpo te lleva a pegarte un atracón más tarde, ya que el cuerpo está buscando calorías y nutrientes desesperadamente para llenar el depósito que se ha vaciado después de un día de entreno. Esta anécdota personal tiene base científica: un estudio reciente ha demostrado que tomar consciencia de lo que se come puede reducir los atracones al comer. Así que prestar atención a las señales de hambre me ayuda a no tener que tirar todos los dulces que traen mis compañeros a la oficina.

Comer bien: palitos de verduras

2. Mira a tu alrededor

Después de la sesión de entrenamiento suelo ir corriendo al trabajo o a donde tenga que ir con comida en la mano o como de pie. Otras veces quiero tirarme al sofá y ver la tele mientras me zampo lo que tenga a mano. Esto me lleva a comer sin pensar en lo que como o sin siquiera darme cuenta de qué como. Poner mi comida en un plato y sentarme a la mesa mientras como me ayuda a comer de forma consciente. Esta estrategia influye en la ingesta de comida y ayuda a mantener un buen peso.

3. Vive el momento mientras comas

Relajarme y frenar cuando como me ayuda a comer de forma más consciente. “Vivir el momento” incluye prestar atención al color, al olor, a la textura, a la temperatura y al sabor de la comida. También incluye tomarte tu tiempo para masticar y tragar la comida. Esta práctica tiene muchos beneficios: comer de forma consciente tiene un impacto positivo en las expectativas que tienes con la comida.

Con estas 3 sencillas claves consigo una relación mucho más saludable entre mis planes de entrenamiento y mi nutrición. ¡Ya estoy deseando ponerlas en práctica de nuevo para mi próxima competición!

Sobre Megan:

Megan Meyer

Megan Meyer es doctora y gestora de programas de salud y bienestar en el Consejo International de Información Alimentaria (IFIC, por sus siglas en inglés). En el IFIC, se encarga de difundir información con base científica a la prensa, profesionales de la salud, organizaciones externas y consumidores sobre temas relacionados con la nutrición y la salud.

***

CALIFICA ESTE ARTÍCULO

Runtastic Team ¿Quieres perder algo de peso, ser más activo o mejorar la calidad de tu descanso? El equipo de Runtastic te da consejos útiles y te inspira para que alcances tus metas. Ver todos los artículos de Runtastic Team »

Leave a Reply