¿No puedes vivir sin café? Descubre otras formas de llenarte de energía

Mantener la productividad y la concentración durante todo el día es complicado. A menudo, pensamos que la única opción para aumentar los niveles de energía es tomar bebidas con cafeína.

Pero, por suerte, ¡no es así! Puedes conseguir llenarte de energía cambiando la dieta y haciendo otros pequeños cambios para evitar el exceso de cafeína…

¿Cuáles son los efectos de la cafeína en el cuerpo?

¿Cuántas tazas de café necesitas al día para mantenerte con la mente despejada? ¿Dos? ¿Cinco? ¡¿MÁS?! ¿Y cómo te sientes luego a lo largo del día?

Consumimos demasiadas bebidas con cafeína, es un hecho. Puede que te preguntes: ¿y qué pasa? Pero, ¿alguna vez has pensado en lo que la cafeína le hace a tu cuerpo?

La cafeína…

…estimula la producción de adrenalina y nos da más energía a corto plazo porque aumenta la frecuencia cardíaca y los niveles de azúcar en sangre. Aunque esto suene bien, de hecho tiene un efecto negativo: el cuerpo libera adrenalina en respuesta a un estrés agudo y, como ya sabemos, el estrés no es particularmente bueno para la salud.

Si te preocupan estos efectos y estás pensando en dejar el café, tenemos algunos consejos útiles sobre cómo aumentar tu energía sin necesidad de cafeína.

Mujer bebiendo café

Los 5 mejores energizantes naturales

1. Date un ducha de agua fría

¿Te cuesta levantarte por las mañanas? ¡Entonces métete en la ducha! Incluso si te cuesta mucho, haz un esfuerzo y dúchate con agua fría. Puede que te preguntes por qué deberías hacer algo así. Muy sencillo: porque está probado científicamente que aporta muchos beneficios.

Aun así, a pesar de todos los beneficios, puede que te cueste pasarte a las duchas frías, pero no te preocupes, a continuación te dejamos algunos consejos para ponértelo más fácil.

Así es cómo empezar con las duchas de agua fría:
Primero, dúchate con agua caliente hasta que te sientas a gusto. Después, empieza a bajar la temperatura paulatinamente, nunca lo hagas bruscamente. Cuando el agua esté fría, empieza con las piernas y ve subiendo hasta los brazos y el resto del cuerpo. Repite este procedimiento con agua templada. Haz todos los ciclos que quieras, pero asegúrate de que terminas con agua fría.

Las duchas de contraste son perfectas para la circulación y fortalecen el sistema inmunitario. Lo único que tienes que tener en cuenta es que tienes que empezar con la parte derecha del cuerpo: el corazón se encuentra en la parte izquierda y si empiezas por la derecha lo someterás a menos estrés.

2. Inhala aceites esenciales

Los aceites esenciales huelen genial y son buenos para la salud. Si quieres aumentar la energía sin beber café, prueba a poner una botella de aceites esenciales bajo la nariz y empieza a respirar. El aceite de limón es particularmente bueno. Para tener un toque refrescante, puedes poner unas gotas de aceite de menta en las manos, ponerlas en forma de cuenco y respirar profundamente. ¡Te despertará, prometido!

Nuestro consejo:

Cuando compres aceites esenciales, asegúrate de que son terapéuticos. Una calidad inferior con aceites sintéticos puede pasarte factura (como desencadenar una alergia).

3. Come varias comidas pequeñas al día

¿Sientes cansancio después de comer?

Eso es porque el cuerpo está ocupado haciendo la digestión, sobre todo después de grandes comidas. El flujo de sangre aumenta en el sistema digestivo, lo que significa que hay menos oxígeno disponible para el cerebro. Esta carencia se manifiesta en forma de fatiga. Prueba a seguir estos consejos para reducir la fatiga después de comer. Cuando comes alimentos bajos en fibra, el nivel de azúcar en sangre aumenta brevemente pero después vuelve a caer rápidamente. Las comidas grasas también sientan pesadas en el estómago. El resultado es el agotamiento y la sensación de falta de energía.

Así que deberías hacer comidas pequeñas (unas 4-5) a lo largo del día. De esta forma, tendrás energía sin sobrecargar al cuerpo. ¡Prueba estos snacks saludables que puedes preparar para llevarte al trabajo, o estos postres deliciosos sin azúcares procesados!

Mujer comiendo arándanos

4. Bebe algo por la mañana

Cuando te levantas, ¿tu prioridad número uno es ir a por la cafetera? ¿Necesitas esa primera taza de café para empezar el día? Si te has propuesto dejar las bebidas con cafeína (por ejemplo, porque son malas para la digestión), deberías beber un vaso de agua nada más levantarte por la mañana. Añade una rodaja de limón, es más refrescante. Como regla general, deberías intentar beber mucha agua durante el día, no olvides que el cuerpo se compone de un 70% de agua. La deshidratación puede producir dolores de cabeza y fatiga.

¿Quieres saber cuánta agua tienes que beber al día? Esta herramienta puede ahorrarte más de un quebradero de cabeza.

5. Mantente activo

¡El ejercicio te puede ayudar a despertarte! 😉 No se trata de que corras una media maratón por la mañana. Unos cuantos ejercicios con el propio peso, como los entrenamientos gratis de la app adidas Training, pueden favorecer la circulación sanguínea y ayudarte a empezar el día con buen pie.

Aquí te dejamos algunas ideas de entrenamientos rápidos para aumentar tus niveles de energía:

Así que como ves hay montones de alternativas naturales para que te llenes de energía sin cafeína. ¡Y si durante el día te entran ganas de beber algo delicioso, prueba estos smoothies cargados de vitaminas!

***

CALIFICA ESTE ARTÍCULO

Tina Sturm-Ornezeder Tina es una apasionada de la palabra escrita, los aguacates y el yoga y es, sobre todo, muy curiosa. Le encanta descubrir nuevas tendencias e informar sobre ellas. Ver todos los artículos de Tina Sturm-Ornezeder »

Leave a Reply