5 grupos de alimentos que debes evitar si quieres perder peso

Großes Frühstück mit Cornflakes, Croissants, Obst, Kaffee und Orangensaft

¿Quieres perder peso pero te has estancado? El ejercicio es un componente que ayuda a perder kilos pero la verdad es que, aunque te pases horas en el gimnasio dándolo todo, nada funcionará si tienes una dieta que no es saludable. Incluso si tienes cuidado con lo que tomas, hay algunas equivocaciones a la hora de señalar lo que es sano y lo que no.

Hombre midiéndose la cintura

Además de evitar los saboteadores más típicos, como los refrescos y la comida basura, es posible que tu cuerpo esté reaccionando a alimentos que suelen pasar por sanos y producen una inflamación crónica en el cuerpo, impidiendo que progresemos con nuestras metas.

Mantenerte activo es un componente crucial en cualquier programa de vida sana, pero saber qué alimentos evitar es el primer paso para lograr tus objetivos de pérdida de peso.

Alimentos azucarados

No hay ni que decir que cuando se intenta perder peso hay que reducir la cantidad de dulces, postres, bebidas, etc. Pero además de evitar esas bombas de azúcar también es importante evitar los azúcares ocultos. El azúcar se oculta en alimentos como cereales, pan y otros granos, barritas de granola, zumos, bebidas para deportistas y energéticas, barritas y polvos sustitutivos, yogures, bollería, aliños y salsas, fruta seca y muchísimo más.

Estos alimentos cargados de azúcar no sólo ralentizarán tu pérdida de peso, sino que también te llevarán a tener antojos, te robarán energía y concentración, dañarán tu sistema inmunológico e incluso aumentarán el riesgo de padecer diabetes. Para evitar consumir alimentos con mucho azúcar, asegúrate de que lees las etiquetas de los alimentos y que conoces todos los pseudónimos del azúcar, como la fructosa, la glucosa, el sirope de arroz, el sirope de maíz, la maltodrxtrina, entre otros azúcares.

Cucharada con terrones de azúcar

Alimentos ultraprocesados

Los alimentos procesados son una de las principales razones por las que se gana peso y por las que es casi imposible perderlo. Con alimentos genéticamente modificados, edulcorantes artificiales, productos de soja procesados, aceites vegetales (como el de colza o girasol) y carnes de mala calidad, los alimentos procesados se convierten en amenazas serias para la salud. Todos estos químicos, antibióticos y disruptores endocrinos crean un desajuste hormonal que contraataca tus esfuerzos por perder peso.

Así que cambia los alimentos envasados por alimentos frescos y orgánicos para perder un par de kilos y mantener una buena salud.

Gluten

Según Beyond Celiac, aproximadamente 18 millones de estadounidenses tienen una sensibilidad al gluten. Eso quiere decir que aunque den negativo en las pruebas de celiaquismo, el gluten puede producir respuestas negativas e inflamatorias en el cuerpo. Esta sensibilidad o intolerancia puede ser contraproducente a la hora de perder peso y provocar otros problemas de salud.

Para comprobar la sensibilidad a las alergias más comunes, sólo tienes que probar una dieta de eliminación. Elimina el gluten y otros alimentos sospechosos durante unas tres semanas. Después, vuelve a incorporarlos a la vez, comiéndolos diariamente durante 1-2 semanas y llevando un registro de los síntomas. Evitar el gluten puede ser complicado porque se esconde en muchos alimentos. Pero cuando se trata de alimentos horneados es fácil encontrar opciones sin gluten que incluyen almendras, coco o harina de garbanzos.

Tarros de comida

Lácteos

Los lácteos, como el gluten, son un alérgeno común que causa inflamación. Además, la inflamación es la causa de muchas enfermedades, como la obesidad. Si eres intolerante a la lactosa o tienes alergia a la leche, los lácteos te pueden producir síntomas nada agradables, como la hinchazón o problemas digestivos.

Eliminar los lácteos de la dieta te puede ayudar a saber si tienes sensibilidad a la leche de vaca. Durante la fase de eliminación te recomiendo beber leche de coco, de almendra, de oveja o de cabra, ya que están exentas de hormonas, antibióticos y del intenso procesamiento al que se somete la de vaca. También suelen ser más fáciles de digerir.

Otro punto sobre las dietas de eliminación: hay ocho alimentos que suponen el 90% de las alergias alimentarias. Son la leche, los huevos, los cacahuetes, los frutos secos, el gluten, la soja, el pescado y el marisco. Si quieres intentar llevar una dieta de eliminación para reducir la inflamación, curar el cuerpo y perder unos kilos, es posible que tengas que eliminarlos todos.

Alimentos bajos en grasa

Las grasas se llevan toda la mala fama, pero tomar grasas saludables como las del aguacate, el coco, la mantequilla, la mantequilla clarificada, el aceite de oliva virgen extra y otras fuentes de ácidos grasos omega 3 pueden ayudarte a perder peso. Algunos estudios incluso demuestran que las dietas ricas en grasas queman más calorías que las bajas en grasas.

Aguacate

De hecho, la dieta cetogénica (baja en carbohidratos y alta en grasas) ha ganado en popularidad en los últimos años. Esta dieta funciona porque elimina la glucosa, el combustible que el cuerpo suele usar para tener energía. El cuerpo humano no puede producir glucosa por sí solo y sólo tiene una 24 horas para estar disponible en los músculos y el hígado. Así que una vez que la glucosa ya no está disponible en los alimentos, el cuerpo empieza a quemar la grasa acumulada en lugar de la energía.

Así que no te centres tanto en las grasas y opta por grasas saludables para llenarte, quemar más calorías y tener más energía. La dieta cetogénica quema alrededor de un 40% de grasa, un 30% de proteína y un 30% de carbohidratos, pero estos números pueden variar dependiendo de tus objetivos y de tu forma física.

Si eliminas estos posibles alérgenos de tu dieta, junto con el azúcar y la comida procesada y tomas más grasas saludables, ¡avanzarás mucho más con tus objetivos de pérdida de peso!

***

CALIFICA ESTE ARTÍCULO

Dr. Josh Axe Josh Axe es Doctor en Medicina Natural, nutricionista clínico y escritor. Su especialidad: cómo una correcta alimentación puede influir positivamente en nuestra salud. Ver todos los artículos de Dr. Josh Axe »

Leave a Reply