5 trucos sencillos y útiles para comer sano cuando estés de viaje

Smiling woman is enjoying her lunch in a restaurant

Cuando te vas de viaje te vas a disfrutar de la vida, ¿no? Por supuesto si estás de viaje querrás disfrutar y probar la comida local, pero eso no significa que tengas que descuidar la salud. Para ayudarte a llegar a un equilibrio, te traemos 5 consejos útiles para que comas sano también cuando estés de viaje.

1. La preparación es la clave

Tus vacaciones empiezan en el avión. Por desgracia la comida que vas a encontrar aquí no es precisamente saludable (y lo peor, ni siquiera está buena). Organízate antes y llévate tus propios aperitivos a bordo. Por ejemplo puedes llevarte:

  • fruta fresca
  • frutos secos (sin sal)
  • fruta seca
  • bolitas energéticas
  • tortitas de arroz con mantequilla de frutos secos

Frutos secos

¡Seguro que así combates el hambre! Asegúrate también de beber suficiente agua, de estirarte regularmente y de levantarte y moverte cuando tengas la oportunidad para favorecer la circulación.

Nota: dependiendo del vuelo y la aerolínea, es posible que no puedas llevarte tu propia comida contigo. Comprueba las normas de tu vuelo antes de preparar la comida.

2. Tres al día

Desayuno, comida y cena. Asegúrate de que haces al menos estas tres comidas al día cuando estés de vacaciones. Muchos viajeros se saltan la comida y luego se ponen las botas de noche. No es la mejor idea del mundo…

Nuestro consejo: lleva siempre algún aperitivo contigo para que no te den ataques de hambre.

3. Incluso el cambio más pequeño puede tener un gran impacto

Puedes ahorrar muchas calorías si por ejemplo pides un plato de pasta con tomate y verduras en lugar de pasta con salsas a base de cremas. Examina el menú y evita opciones fritas o con mucha grasa. También te recomendamos que te llenes con ensaladas antes de ir a por el pan de la cesta. Son pequeños gestos que acaban sumando.

Nuestro consejo: prepara tus propios aliños para ensalada en casa con aceite y vinagre.

Ensalada griega

4. Ojo a las calorías líquidas

No hay nada de malo en tomarse una copa de vino o un cóctel y menos aún si estás de vacaciones, pero si quieres estar alerta con las calorías líquidas, prueba a saciar la sed con agua o té helado. ¡No hay nada más refrescante!

5. Se trata de alcanzar un equilibrio

Si estás de vacaciones deberías despreocuparte y disfrutar. No te sientas culpable por tomar lo que te apetezca una noche en un restaurante. Sólo procura que la siguiente comida sea saludable. ¡El equilibrio es la clave!

Como ves, no es tan complicado mantenerse saludable de vacaciones. ¡Buen viaje!

***

CALIFICA ESTE ARTÍCULO

Leave a Reply