6 cosas que nunca deberías hacer después de un entrenamiento

Acabas de terminar un entrenamiento increíble. ¡Genial! Pero entrenar es sólo una pequeña parte de mantenerse en forma y tus esfuerzos pueden verse saboteados si no tomas las decisiones correctas justo después de tu entreno.

¿Tienes una rutina sana postentrenamiento que fomente los resultados que quieres? ¿O más bien lo das por sentado y crees que con entrenar ya basta? Entrenar es parte de un estilo de vida saludable y tendrás los resultados que quieres cuando seas consistente y tu rutina sea inteligente.

Mujer entrenando

Nunca cometas estos errores después de un entrenamiento:

1. Olvidarte de hidratarte

La mayoría de la gente sufre de deshidratación crónica. Deberías beber agua constantemente. ¿Cuánta? Aproximadamente unos 30-35 ml por cada kilo de peso corporal, además de 500-1000 ml por cada hora de ejercicio que hagas. ¡Esto es particularmente importante si sudas mucho! Hidrátate antes, durante y sobre todo después de tu entrenamiento.

2. Comer una bomba de calorías nada saludable

¡Una mala dieta no se arregla así como así! Las únicas personas que pueden comer realmente cuanto quieren son los atletas profesionales. Ellos entrenan durante horas y horas y tienen un metabolismo a prueba de bomba. Pero el resto de los mortales con trabajos y vidas comunes tenemos que cuidar los que comemos, ya que es crítico a la hora de alcanzar nuestros objetivos. Dale a tu cuerpo proteína que sea fácil de digerir, carbohidratos y un poco de grasa saludable para que pueda empezar a reparar los músculos y volver a llenarse de nutrientes lo antes posible. Una opción genial de aperitivo postentrenamiento es este plato de boniatos asados o este batido de proteínas. ¡Opta por esta clase de comidas en lugar de irte a por una hamburguesa con patatas fritas!

3. Olvidar los estiramientos

No me canso de repetirlo: el proceso de estiramiento y enfriamiento es una parte más de tu entreno. Los músculos responderán mucho mejor cuando los trates bien y les des el tiempo que necesitan para recuperarse.

4. No ordenar o limpiar tu espacio de entrenamiento

Limpia el área en la que trabajas, ya sea la de trabajo o la de entrenamiento. No es nada agradable encontrarte las pesas tiradas por ahí, aunque nos haya pasado a todos. Este consejo es especialmente importante si haces entrenamientos con el propio peso o levantamiento de pesas en el gimnasio. Limpia el sudor de la colchoneta o de la máquina y asegúrate de que vuelves a poner las pesas donde las has encontrado. ¡Sé considerado con los demás!

Hombres en el gym

5. Pensar que por entrenar puedes dejar de hacer cosas el resto del día

Que hayas entrenado no significa que puedas tirarte a la bartola durante el resto del día. Incluye movimiento en tu día a día: usa las escaleras, levántate de la silla de la oficina cada hora, da un paseo con un compañero de trabajo, etc. ¡Todo suma!

6. Olvidarte de registrarlo 🙂

Registrar tus actividades físicas te permite llevar la cuenta de tu progreso. Además, ver lo que has logrado motiva muchísimo y si además compartes tus actividades de adidas Running o de adidas Training, ¡podrías motivar e inspirar a tus amigos!

Recuerda todas estas cosas a evitar cuando vayas a por tu próximo entrenamiento. Nuestros cuerpos son increíbles y pueden conseguir cosas impensables si los tratamos bien y si tomamos las decisiones correctas.

¿Se te ocurre algo más que podamos añadir a la lista? ¡Puedes dejar tus propios consejos en los comentarios de abajo!

***

CALIFICA ESTE ARTÍCULO

Lunden Souza Lunden trabaja como entrenadora personal y Fitness Coach. Inspira a usuarios de todo el mundo con sus consejos y entrenamientos sobre fitness y nutrición. Ver todos los artículos de Lunden Souza »

Leave a Reply