6 alimentos que te ayudan a combatir los antojos de dulce

Casi todas las dietas (veganas, paleo, cetogénica, etc.) tienen algo en común: todas recomiendan eliminar el azúcar añadido. Estos azúcares se suelen añadir a los alimentos para darles más sabor (sobre todo a los bajos en grasas) o para hacerlos más dulces. Pero a diferencia de los azúcares naturales que se encuentran en las frutas, los azúcares añadidos pueden minar tu salud. Y lo que es peor, estos azúcares crean una gran adicción.

Azúcares

Si alguna vez has intentado dejar el azúcar por algún periodo de tiempo ya sabrás lo difícil que puede llegar a ser. Tartas, galletas y otros dulces son los sospechosos habituales, pero el azúcar añadido también se encuentra en alimentos insospechables como el pan, el yogur y la salsa de tomate. Pero si consigues dejar el azúcar y optar por otros alimentos el esfuerzo valdrá la pena. Además de quitarte unos kilos de más también tendrás más energía para ir a por esos 5K por la mañana, reducirás el riesgo de diabetes, dormirás mejor y reducirás los problemas estomacales como el estreñimiento o la hinchazón.

Si tus antojos te están impidiendo llevar una dieta libre de azúcares añadidos, añadir los siguientes alimentos a tu dieta te puede ayudar a eliminar esos antojos para siempre. ¿Y lo mejor? Que cuando los tomas regularmente el cuerpo empezará a pedírtelos en lugar de pedirte dulces.

1. Proteína

Reemplazar los alimentos azucarados con proteína es una de las mejores maneras de estabilizar los niveles de azúcar en sangre. De hecho, dependiendo del alimento, una comida rica en proteína puede reducir la absorción de azúcar y prevenir los picos de glucosa que, a cambio, reducen tus antojos. Tomar más proteína no significa que tengas que estar comiendo filetes todo el día. También puedes optar por pollo, lentejas, habas, pescados, huevos y productos lácteos (como el yogur o el kéfir) también son buenas fuentes proteicas.

2. Grasas saludables

Aunque las grasas han gozado de mala fama en el pasado, los expertos por fin se han dado cuenta de que las grasas saludables son geniales para el cuerpo, sobre todo cuando estás haciendo la transición hacia una dieta sin azúcares. Cuando se trata de quemar energía, el cuerpo se va primero a por el azúcar. Y una vez que ha eliminado el azúcar empieza a quemar grasa. Además de usar las fuentes de grasa para quemar energía, también empezará a quemar todas las reservas de grasa que tengas acumuladas. Así que tu cuerpo se volverá magro, una máquina quemagrasas y además se acostumbrará a usar la grasa como combustible, de forma que tendrás antojos de grasa y no de azúcar.

Las mejores grasas que puedes añadir a tu dieta son los aguacates, que también son ricos en proteína; mantequillas producidas de fuentes alimentadas con vegetales (no confundir con mantecas vegetales como la margarina); aceite de oliva virgen extra; y alimentos ricos en ácidos grasos omega 3, como los frutos secos, el pescado graso, las semillas y las verduras de hoja verde. También recomiendo el aceite de coco. El aceite de coco es muy saludable y debería formar parte de tu dieta. El aceite de coco es alto en grasas saturadas (saludables) y la Asociación Americana del Corazón recomienda no consumir más de 30 y 20 gramos al día, en hombres y mujeres respectivamente. La buena noticia es que es poco probable que vayas a sobrepasar ese límite, a no ser que lleves una dieta alta en grasas y baja en carbohidratos, como la cetogénica.

Tortillas con hummus, aguacate y perejil

3. Fibra

Las estanterías de los supermercados están plagadas de alimentos enriquecidos con fibra (es decir, la fibra se añade de forma artificial al procesarlos), pero si quieres librarte de los antojos, deberías optar por alimentos que sean altos en fibra soluble natural, como los frutos secos, las semillas de linaza, los frutos rojos y las zanahorias. La fibra de estos alimentos ralentiza la velocidad de la digestión, que estabiliza a su vez los niveles de azúcar en sangre. Este proceso reduce de forma efectiva los picos de azúcar, así como el riesgo de diabetes.

Otro beneficio de las dietas altas en fibra es que te sentirás saciado durante más tiempo, ya que la comida no se digiere tan rápidamente. Esto se traduce en que tomarás menos aperitivos a lo largo del día y tendrás menos antojos después de las comidas. Puede que incluso llegues a perder un par de kilos por estar saciado durante más tiempo.

4. Probióticos

¿Qué tienen que ver los alimentos ricos en probióticos con el reducir los antojos de dulce? Pues mucho. Los probióticos son los enemigos naturales del hongo cándida, que puede causar problemas de salud, como sarpullidos en la piel como la soriasis, obnulación, subida de peso y hongos vaginales. El hongo cándida se nutre de azúcar, así que si no se controla puede llevarte a tener antojos de dulce muy intensos ya que está buscando su fuente de alimentación primaria. Al eliminar el azúcar puedes hacer que el hongo tenga mucha hambre, pero si añades probióticos a tu dieta, ellos pueden combatir esos resultados. Tomando más probióticos, se favorece a la bacteria beneficiosa del intestino, mientras que las bacterias dañinas como el hongo cándida se mantienen en una proporción saludable (lo ideal es un 85% de buenas y neutrales y un 15% de dañinas). Esto quiere decir que tendrás menos antojos de dulce, mejorarás el aspecto de tu piel, tu estómago vivirá más feliz y potenciarás tu sistema inmunológico.

El kéfir, el vinagre de sidra de manzana, el yogur griego (natural y a poder ser de variedades orgánicas) y la kombucha están llenos de probióticos.

Vinagre de manzana

5. Alimentos amargos

Cuando te apetezca algo dulce, una de las mejores formas de combatir ese antojo es ir rápidamente a por algo amargo. Además, muchos alimentos amargos son altos en probióticos o en ácidos orgánicos, así que ayudarás a las bacterias buenas a crecer.

El chucrut, el kimchi y otros alimentos fermentados son alimentos estupendos para añadir a tus comidas o a tus ensaladas y librarte del antojo de dulce. Añadir limón o lima al agua también te puede ayudar. Los ácidos de estas frutas ayudan a ralentizar la digestión, manteniendo los niveles de azúcar en sangre y evitando la formación de picos.

6. Especias y hierbas

Finalmente, aumentar la cantidad de especias le ayudará al cuerpo a deshacerse de la adicción al azúcar, a reducir los antojos y a mejorar tu salud en general.

El jengibre por ejemplo es un antiinflamatorio natural que realza la sensibilidad de la insulina, que nos protege de la diabetes. Queda fantástico si lo añades a un batido o a un té con miel y limón.

La cúrcuma es otra especia muy potente genial para combatir los antojos de azúcar. Se la conoce por bajar los niveles de azúcar y luchar contra la resistencia a la insulina. Si tus niveles de colesterol son más altos de lo que te gustaría, la cúrcuma también te puede ayudar. Una de mis formas favoritas de disfrutarla es con esta receta de cúrcuma latte.

***

CALIFICA ESTE ARTÍCULO

Dr. Josh Axe Josh Axe es Doctor en Medicina Natural, nutricionista clínico y escritor. Su especialidad: cómo una correcta alimentación puede influir positivamente en nuestra salud. Ver todos los artículos de Dr. Josh Axe »

Leave a Reply