“Ésta es la historia de cómo conseguí perder 41 kg”

Success Story Patrick

Me llamo Patrick. Tengo 40 años y vivo cerca de Leipzig, Alemania. Antes pesaba 123 kg. Con la ayuda y el apoyo de mi pareja, he conseguido perder 41 kg en los últimos dos años. Hoy en día me siento genial, ésta es mi historia:

Patric antes y después de perder peso

De fumador empedernido a ganar peso

Siempre he llevado una dieta más o menos equilibrada desde que era niño. Desayuno, comida, cena y algo de fruta entremedias. He mantenido este hábito hasta la edad adulta. Sin embargo siempre he tenido un vicio: fumar. Fumaba casi 25 cigarrillos al día. Pero entonces empecé a reducir la cantidad poco a poco. En octubre de 2010 decidí dejar de fumar completamente. Conseguí bajar hasta 4 cigarrillos al día y tras un par de episodios personales conseguí dejarlo para siempre. Después de hablar con mi médico de familia, me di cuenta de que mi metabolismo había cambiado y de que podía resultar en ganar peso. De hecho, mi médico me dijo directamente: “¡Da por sentado que ganarás peso!”.

De 84 kg a 123 kg en cuestión de meses

Pero nunca di por sentado que mi peso se dispararía de 84 kg a 123 kg en cuestión de 8 meses. Me mantuve en este peso durante los siguientes dos años. En los paseos familiares que solía dar, me costaba respirar y coger aire. Entonces llegó otra vez ese momento de tener que comprar ropa nueva. Tenía que pasar de una XXL a una XXXL, que es algo tremendo para una persona que mide 1,79. Ya no podía aceptarlo más.

Patrick antes de perder peso

“Algo tiene que cambiar”

Finalmente decidí que algo tenía que cambiar. Le pedí consejo a mi pareja y me ayudó a cambiar mi dieta poco a poco. Reduje el tamaño de mis porciones y, para la desgracia de mis hijos, me deshice de los dulces en casa. Así te aseguras de no ir a por algo dulce para picar o cuando te entra algo de hambre. Desde ese momento mi dieta incluía menos carbohidratos, más proteínas y más fibra.

-15 kg en los primeros 10 meses

Diez meses después, ¡superé mi primer obstáculo! Los primeros 15 kg desaparecieron. Pero el peso que quedaba se resistía. Mi pareja me convenció de empezar a correr con ella. Accedí a unirme a ella, pero sin mucho entusiasmo. Mi primera carrera fue de 170 metros. Mi frecuencia cardíaca se había disparado a 192 pulsaciones por minuto y sentí que me daba algo. Seguí durante otros 700 metros casi arrastrándome y mi frecuencia cardíaca volvió a ser “normal”. ¿Normal? Seguía en 132 pulsaciones por minuto después de haber caminado durante 700 metros.

Seguí con estas “caminatas” hasta que fui capaz de correr 2 km en unos 25 minutos. Para poder registrar mi progreso, instalé la app Runtastic y pronto decidí ir a por la versión PRO.

Patrick corría y corría y no dejaba de correr…

Después de ese primer día, probé a correr varios kilómetros y más frecuentemente para ver si se me hacía más fácil. Pero cada vez me pasaba lo mismo: mi ritmo era demasiado rápido, mi frecuencia cardíaca era demasiado alta y acababa exhausto. Así que investigué un poco en busca de consejos para empezar a correr, reduje el kilometraje y deceleré el ritmo. Empecé a progresar rápidamente y mi frecuencia cardíaca mejoró. Después de un tiempo, ya podía correr 3 km del tirón y me sentía muy orgulloso de mí mismo.

Mi siguiente objetivo era participar en la carrera anual en Nueva York, que siempre reunía varios cientos de participantes. La carrera era de 5,7 km en la ciudad. Hoy en día, me siento muy orgulloso de mí mismo por haber participado y puedo afirmar que la carrera fue sencillamente increíble.

Después de esto, mi motivación siguió creciendo con cada pequeña mejora en mi rendimiento de running. Mi entrenamiento llegó a otro nivel cuando conseguí batir la marca de los 8 km. Pero llegar hasta ahí había sido tan costoso que nunca creí que podría mejorar más. Pero por supuesto, en mi siguiente carrera, mi cuerpo respondió al estímulo del entrenamiento. Corrí 8 km una y otra vez, cada vez con menos esfuerzo. Seguía siendo cada vez más fácil y seguí mejorando hasta que llegué a los 10 km. Por aquel entonces ya había estado entrenando durante un año entero.

Patrick después de perder peso

Pérdida de peso gracias al running

En diciembre de 2015, conseguí reducir mi peso hasta los 82 kg. A principios de año, conseguí batir la marca de los 10K y ahora puedo correr 14 del tirón. En los últimos tres meses, perdí otros 3 kg sin siquiera intentarlo. En ese punto pesaba lo mismo que cuando tenía 21 años.

Desde un punto de vista personal, he conseguido mi objetivo mental y físico y me siento cómodo corriendo 14 km en cada carrera. Alguna vez se me ha pasado por la cabeza intentar ir a por la media maratón, pero de momento estoy satisfecho manteniendo mi distancia actual y sólo quiero mejorar mi running con tiempos más rápidos.

“La app Runtastic es mi diario personal de running”

¿Qué ha hecho Runtastic por mí? He registrado todas mis carreras con la app. Para mí, es como un diario personal. Me gusta echar la vista atrás y comparar mis carreras. También tengo guardadas fotos de mis carreras en la app Runtastic. Son unos recuerdos increíbles. Además, la clasificación con mis amigos me motiva aún más para seguir corriendo.

En los últimos años, he corrido más de 500 km y he quemado unas 45.000 calorías. Y por supuesto, he dejado atrás mis 41 kilos 🙂

¡Estoy orgullosísimo de mí mismo y de lo que he conseguido!

¿Tú también has perdido peso? Nos encantaría oír tu historia. Envíanosla junto con tus fotos de antes y después a mysuccess@runtastic.com.

***

CALIFICA ESTE ARTÍCULO

Tina Sturm-Ornezeder Tina es una apasionada de la palabra escrita, los aguacates y el yoga y es, sobre todo, muy curiosa. Le encanta descubrir nuevas tendencias e informar sobre ellas. Ver todos los artículos de Tina Sturm-Ornezeder »

Leave a Reply