5 beneficios de ducharse con agua fría

Cold showers are good for you

Las duchas con agua fría no son para todo el mundo. Pero son una forma increíble de reforzar el sistema inmunitario e impulsar el metabolismo. Este artículo recoge algunos de los beneficios de las duchas frías.

Cómo empezar:

Ve bajando la temperatura del agua hasta que alcance más o menos 20°C. Sigue bajando la temperatura hasta tu punto de confort. Prueba a ducharte con agua fría una o dos veces por semana durante unos minutos hasta que desarrolles tolerancia.

5 beneficios de las duchas frías

1. Ayuda a la recuperación muscular

La mayoría de personas prefiere ducharse con agua fría después de un entrenamiento. Aunque esto puede ayudar a reducir la temperatura corporal, no está probado científicamente que las duchas frías ayuden a combatir el DOMAT (dolor muscular de aparición tardía). Pero un estudio mostró que ducharse con agua fría para la relajación muscular más de 48 horas después de un entrenamiento es beneficioso.(1) 

Para más consejos sobre la recuperación postentrenamiento, echa un vistazo a este artículo

2. Mejora la circulación sanguínea

La inmersión regular en agua fría causa la aceleración de la circulación sanguínea de las venas más cercanas a la piel.(2) El aumento de la circulación implica un mayor requerimiento de oxígeno en el cuerpo. Empezarás a inhalar más profundamente para oxigenar todas las partes del cuerpo, incluido el cerebro. ¡Un cerebro oxigenado es un cerebro alerta!

Si te cuesta despertarte por las mañanas, prueba empezar el día con una ducha fría.

Duchas de contraste

Prueba a alternar agua fría y caliente, especialmente si no te ves capaz de entrar directamente en una ducha con agua fría. Este método también es útil si tienes problemas en el corazón y no puedes soportar el choque de una ducha fría. 

Cómo funciona una ducha de contraste: 

  1. Inicia la ducha con agua templada.
  2. Lentamente ve cambiando la temperatura del agua para ponerla más fría.
  3. Empieza a echar agua fría sobre la pierna derecha, partiendo de la parte externa del tobillo: es la zona más alejada del corazón. Ve subiendo el agua gradualmente y a continuación repite el mismo proceso en la pierna izquierda.
  4. Brazos: empieza desde la parte trasera de tu mano derecha y ve subiendo el chorro de agua hasta el hombro. Pasa a la axila y baja el agua por la parte interna del brazo hasta la palma de la mano. Repite el mismo proceso en el brazo izquierdo.
  5. Aclara el resto del cuerpo también con agua fría. Repite todas las indicaciones anteriores con agua templada y vuelve a aclarar todo el cuerpo con agua fría.

3. Fortalece el sistema inmunitario

Hay muchas formas naturales de fortalecer el sistema inmune. Y una de ellas son las duchas frías. Un estudio demostró que las personas que se duchan regularmente con agua fría tienen menos probabilidades de encontrarse mal y de faltar al trabajo por esta razón. Aun así, el estudio no concluyó que las duchas con agua fría crean un sistema inmunitario más fuerte.(3) Pero las personas se sentían más saludables después de bañarse con agua fría. Por lo visto, superar una ducha fría es suficiente para que una persona se sienta fuerte y resistente. Superar retos en el día a día impulsa la confianza personal, tanto si se trata de una ducha como de una sesión de running. 

4. Ayuda a tratar la depresión

Un estudio llevado a cabo por la Escuela de Medicina de la Virginia Commonwealth University demostró que las duchas frías pueden ayudar a combatir algunos síntomas de la depresión. Las personas involucradas en el estudio teorizaron que el hecho de tener frío por un momento envía impulsos eléctricos al cerebro que pueden ayudar a reducir la depresión. Esta teoría aún debe ser estudiada más a fondo, pero si no tienes ningún otro problema médico, puedes probar este método para aliviar algunos síntomas. 

5. Estimula el metabolismo

Los seres humanos tienen dos tipos de grasa: grasa parda y grasa blanca. La grasa parda (o marrón) es necesaria para la salud y para el correcto funcionamiento del cuerpo; también mantiene el calor. Un estudio hecho en ratones demostró que activar la grasa parda aumenta el funcionamiento metabólico. Y esto también podría valer para los humanos.(4)

Aun así, tanto ratones como humanos sienten la necesidad de comer más al tener frío. Así que mientras que la ducha fría por la mañana puede estimular tu metabolismo, no te ayudará a bajar de peso si lo compensas con calorías extra. Aquí tienes cinco ideas de desayuno para evitarlo.

¿Las duchas frías son peligrosas?

Es importante tener en cuenta que las duchas con agua fría no están indicadas para algunas personas. Las personas que deberían evitar las duchas frías son aquellas con problemas de presión arterial, una enfermedad desencadenada por una respuesta de choque de frío, un corazón débil o que han pasado una hipotermia. Siempre deberías pedir consejo médico antes de llevar a cabo cambios drásticos en tu estilo de vida.(5)

Conclusión

Aunque los beneficios de bañarse con agua fría aún están en debate en las comunidades científicas, la sociedad cree en sus beneficios. Algunos estudios muestran que las duchas frías pueden aumentar la circulación sanguínea, desencadenar respuestas neurológicas y hacer que la gente se sienta más saludable. Además, también puede que ayuden a impulsar el metabolismo (¡además del obvio efecto de despertarte por las mañanas!)

Así que, si no tienes problemas de salud y sientes curiosidad, ¡deberías probar a ducharte con agua fría!

***

CALIFICA ESTE ARTÍCULO

Emily Stewart A los 15 años, Emily participó en su primera clase de aeróbic... ¡y nunca dejó de entrenar! Empezó su carrera de fitness en 2011 como instructora en un campo de entrenamiento y a día de hoy enseña distintas disciplinas de fitness. Cuando no está dando clases en línea o en persona, le encanta escribir sobre deporte y ejercicio. Ver todos los artículos de Emily Stewart »