Comer sano en el trabajo y combatir el cansancio por la tarde

Two friends eating healthy food at work.

Tener una dieta equilibrada y sana no siempre es fácil. Especialmente cuando estamos en el trabajo. Una reunión después de otra y las fechas límite acechando siempre. Tenemos algunos consejos para que comas sano también en el trabajo para mantenerte en forma a pesar de la presión.

Dos amigas haciendo el desayuno

No te saltes el desayuno

Para evitar tener hambre por la mañana, tendrías que desayunar antes de ir a trabajar. Saltarse la primera comida del día puede causar que comas más en la comida. Además, cuando tenemos el estómago vacío es más probable que optemos por alimentos altos en calorías. ¿Qué tal si te preparas un bol con avena y fruta seca o unas tortitas proteicas?

Preparar la comida es la clave

Anticípate y lleva una comida casera al trabajo. Así te aseguras tomar una comida sana y no tendrás que ir corriendo a un restaurante cuando tengas hambre. Las comidas que te preparas tienden a ser más equilibradas y a contener menos calorías. Las ensaladas con quinoa o cuscús son perfectas para la oficina.

¿Te sientes cansado? Opta por comidas más pequeñas

¿Cuando terminas de comer sólo te apetece dormirte una siesta? Entonces es posible que hayas comido demasiado. Una ración grande de carbohidratos (como pasta o emparedados de pan blanco) te hacen tener una subida de azúcar en sangre a la que le sigue un bajón justo después. Esto hace que te sientas cansado después de comer. Las comidas grasas como las hamburguesas y las patatas fritas también pueden causar este efecto. Una comida ligera y llena de nutrientes siempre es una mejor opción.

Dos mujeres riendo y bebiendo un smoothie

Agua: no te olvides de la hidratación

El cuerpo necesita muchos fluidos. Especialmente cuando te tienes que concentrar. ¿Crees que te sueles olvidar de hidratarte? Entonces pon una jarra o una botella de agua o de té en la mesa para que siempre la tengas a la vista. ¿Todavía está llena por la tarde? Entonces pon un recordatorio en el teléfono o una nota que diga “Bebe más”. Así te acordarás de hacerlo.

Aperitivos para evitar el hambre

A menudo volvemos a tener hambre por la tarde. Muchas veces optamos por algo dulce que tengamos por ahí. ¿Cuál es la mejor forma de evitar estas tentaciones? ¡Librándote del chocolate y de los dulces! Prepara un par de aperitivos sanos en casa para ayudarte a pasar la tarde. Por ejemplo, ¿qué tal unos frutos secos? Cuida el tamaño de las porciones y te sorprenderás con lo práctico y fácil que es superar esas tentaciones.

Además hay muchas oficinas que ofrecen frutas y verduras. Una manzana con un poco de mantequilla de frutos secos es una fuente de energía estupenda.

El ordenador para trabajar, no para comer

No comas delante del ordenador. Una pausa a la hora de comer con tus compañeros te ayuda a centrarte más por la tarde y ayuda a construir espíritu de equipo. Si te distraes cuando comes seguramente vayas a comer más de lo que quieres sin darte cuenta. Y si aún así comes delante del ordenador, entonces date un paseo de 30 minutos al aire fresco.

***

 

CALIFICA ESTE ARTÍCULO

Julia Denner Julia es dietista y una creativa cocinera. Está convencida de que una dieta variada y regular junto a un buen entrenamiento son las claves del éxito. Ver todos los artículos de Julia Denner »

Leave a Reply