5 consejos para dormir mejor en los días de calor

A woman is sleeping

Quizás normalmente duermas como un tronco, pero lo más probable es que si vives en una zona especialmente calurosa en verano te cueste mucho dormir. Ya sea donde vives, como donde vayas de vacaciones, si vas a dormir en un lugar donde hace mucho calor, te recomendamos seguir estos consejos.

Una mujer durmiendo

1. Airea la casa por la mañana

Uno de los consejos más conocidos es el de aprovechar el aire fresco de la mañana para airear la casa. Abre las ventanas por la mañana temprano y, una vez haya salido el calor de la habitación, ciérralas bien y baja las persianas. Lo más importante es mantener la habitación a oscuras, así que si tu casa no tiene persianas, te convendría invertir en unas buenas cortinas oscuras.

2. Usa aceite esencial de menta

Con el calor solemos sentir el cuerpo muy pesado, especialmente las piernas. Es una sensación muy incómoda, sobre todo a la hora de ir a dormir. Este es nuestro consejo: ponte unas gotitas de aceite esencial de menta en las manos y masajéate los pies y las piernas. Este aceite tiene un efecto refrescante y ayuda a quitarte la sensación de pesadez para que puedas conciliar el sueño. Para combatir ese calor especialmente insoportable, te recomendamos masajearte las sienes y el cuello con un poco de aceite esencial de menta (¡de buena calidad!).

Aceite esencial de menta

3. Ni fría ni caliente: ¡dúchate con agua tibia!

La palabra mágica para la ducha es “tibia”. Es muy tentador darse una ducha fría antes de acostarse, pero recuerda que si te duchas con agua muy fría solo te refrescarás un ratito, ya que al poco tiempo tu cuerpo producirá más calor. Es decir, que terminarás teniendo más calor que al principio.
 Antes de acostarte, date una dúchate con agua tibia ¡y no te seques del todo! Túmbate y deja que el agua se evapore poco a poco. ¡Verás qué efecto tan refrescante! 🙂

4. Cuelga una toalla húmeda en tu habitación

Si no tienes un humidificador puedes mojar en agua un par de toallas, escurrirlas bien y colocarlas encima del radiador o colgarlas en un tendedero. Harán que el ambiente de la habitación se vuelva más agradable y soportable.

Nota: si en tu dormitorio ya hace mucho calor, no te recomendamos seguir este consejo… ¡sería como estar en la selva tropical!

5. Aliméntate bien

Todo lo que comes durante el día influye en tu descanso, así que come bien y verás que duermes mejor (¡y de paso ahórrate tanto sudor!). Cena algo ligero como las ensaladas y evita consumir durante el día alimentos como el ajo y el jengibre que ayudan a entrar en calor.

¿Ya sigues alguno de estos consejos? ¿Qué trucos tienes tú para refrescarte antes de dormir? ¡Deja un comentario y comparte tus ideas!

***

CALIFICA ESTE ARTÍCULO

Tina Ornezeder Tina es una apasionada de la edición, le encantan los aguacates y el yoga y sobre todo es muy curiosa. Le encanta descubrir nuevas tendencias e informar sobre ellas. Ver todos los artículos de Tina Ornezeder »

Leave a Reply