7 formas de evitar la contaminación por plásticos en nuestro día a día

Cada día, todos nosotros contribuimos a la generación de residuos plásticos que terminan en el mar. El Servicio de Investigación del Parlamento Europeo estima que actualmente hay más de 150 millones de toneladas de plástico contaminando los océanos.

Esto provoca una importante degradación de la vida marina y, como consecuencia, todos sufrimos. Es nuestra responsabilidad combatir esta situación y empezar a reducir la contaminación inmediatamente.

Sigue estos 7 consejos para cambiar tus hábitos diarios — ayudarás a mantener los océanos más limpios y crearás conciencia sobre la amenaza de la contaminación por plásticos:

1. No uses bolsas de plástico

Nadie debería estar usando bolsas de plástico a estas alturas, pero aún están por todas partes: en los supermercados y en nuestras tiendas de ropa favoritas. ¡Las bolsas de plástico constituyen una enorme cantidad de residuos! Transforma tus hábitos y lleva una bolsa reutilizable siempre contigo. A lo mejor te llevará algún tiempo acostumbrarte a ello, pero inténtalo. Hazte la promesa de no salir a hacer la compra sin tu bolsa y verás lo rápido que lo consigues.

2. Di no a los plásticos de un solo uso como las pajitas

Normalmente, la gente no suele comprar pajitas de plástico para tener en casa, pero sí que las vemos siempre en restaurantes y bares. Las pajitas de plástico están hechas con toneladas de plástico que acaban vertidas en los océanos y dañando la vida marina. Es muy sencillo: pídele al camarero que no te ponga una pajita en la bebida y proponle que deje de usarlas. ¡Te sorprendería la cantidad de gente que no es consciente de este problema! Puedes ayudar a educar la gente de tu alrededor hablando sobre los efectos negativos de las pajitas de plástico en los océanos.

Nuestro consejo:

Si quieres seguir usando pajitas, hazte con una de metal. Son fáciles de limpiar y se pueden usar durante años.

3. Hazte con una botella de agua reutilizable

Todos los runners saben lo importante que es una buena hidratación. ¿Usas botellas de plástico que tiras después de cada sesión de running? ¡Esperamos que no! Hazte con una botella reutilizable para tus actividades de fitness y tu día a día, y ve rellenándola. No solo estarás reduciendo el uso de plástico, también te será más fácil controlar la cantidad de agua que consumes para mantener unos niveles de hidratación adecuados.

4. Deja de fumar

El humo de los cigarrillos es una de las peores cosas para los pulmones, especialmente si entrenas regularmente. ¿Pero sabías que los cigarros también tienen filtros de plástico? Estos filtros se suman a la contaminación que destruye nuestros océanos. ¡Añádelo a la lista de razones por las que debes dejar de fumar de una vez por todas!

5. Piensa globalmente, actúa localmente

Es verdad que la contaminación por plásticos es un problema global, pero puedes empezar causando un gran impacto en tu entorno local. Infórmate y echa un vistazo a lo que pasa a tu alrededor. Crea un grupo de recogida de plásticos. Enorgullécete del sitio en el que vives y habla con tus conocidos. Así es como empiezan los verdaderos cambios.

6. Compra materiales sostenibles

A todos nos encanta tener una excusa para hacernos con un equipamiento de running nuevo, ¿verdad? Tómate tiempo para asegurarte de que lo siguiente que compres esté hecho con materiales sostenibles. Verse bien no es suficiente, también deberías sentirte bien sobre el impacto que tus hábitos de compra tienen en los océanos. La próxima vez que compres una camiseta, unas mallas o unas zapatillas de correr, comprueba que estén hechas con materiales respetuosos con el medio ambiente.

7. Únete al movimiento

Acepta el desafío de Run For The Oceans: entre el 8 y el 16 de junio de 2019, miles de corredores de todo el mundo contarán sus kilómetros para crear conciencia sobre el problema de la contaminación marina por plásticos.

Estamos perjudicando gravemente los océanos y la mayoría de nosotros no nos damos cuenta. ¡Únete a la lucha para mantener los océanos vivos!

Salvar los océanos requiere un gran esfuerzo, pero la recompensa es aún mayor: ¡sin océanos no hay vida! Luchar por los océanos significa luchar por nosotros y por todo lo que conocemos y amamos  – ¡únete ya a Run For The Oceans 2019!

***

CALIFICA ESTE ARTÍCULO

Tina Sturm-Ornezeder Tina es una apasionada de la palabra escrita, los aguacates y el yoga y es, sobre todo, muy curiosa. Le encanta descubrir nuevas tendencias e informar sobre ellas. Ver todos los artículos de Tina Sturm-Ornezeder »

Leave a Reply