Frío, lluvia y nieve: 4 consejos para correr en invierno

A veces es difícil encontrar motivación cuando vamos a correr y hace frío afuera. Pero con la equipación adecuada y sabiendo lo que hay que hacer, nada debe interponerse entre tu running y tú. ¡Aquí tienes los mejores consejos para correr con cualquier clima!

1) El mal tiempo no existe, sólo unas zapatillas inadecuadas

El otoño es una estación en la que el tiempo cambia mucho. Por eso es normal que algún día te pille la lluvia mientras corres. Pero si te vistes bien nada te pillará desprevenido. Además de un buen chubasquero, es importante que te pongas las zapatillas adecuadas. Escoge unas zapatillas con un buen agarre para evitar el riesgo de resbalar. Y no te olvides de que hacerlas resistentes al agua con un spray protector antes de usarlas por primera vez.

2) La clave está en las capas

Lo más importante sobre correr cuando hace frío es llevar varias capas. Empieza con una base de ropa interior transpirable y luego añade una camiseta de vellón aislante que regule la temperatura del tiempo. Encima puedes llevar un cortavientos para protegerte del viento y del mal tiempo.

Calentar es esencial si vas a correr con frío: un calentamiento adecuado prepara al cuerpo para un entrenamiento y reduce el riesgo de lesiones o de sobreutilización. Haz el calentamiento en el interior, pero procura no sudar mucho antes de salir al exterior.

Correr cuando hay viento:

Cuando además de hacer frío hay viento deberías empezar a correr a contraviento, así te podrá impulsar en el camino de vuelta. Así evitas tener mucho frío al final de la carrera.

3) Aumenta tu visibilidad en la oscuridad

Clips para las zapatillas, bandas para los brazos o los tobillos. Lo importante es que lleves accesorios reflectantes cuando corras en la oscuridad. Así serás más visible para otros runners, motoristas, ciclistas y estarás más seguro. También deberías llevar luz y colores reflectantes (blanco, naranja, amarillo) para mejorar la visibilidad. Si vas a correr en la oscuridad de forma regular, puede que tengas que pensar en conseguir una linterna para la cabeza para ver bien por dónde vas.

4) Protege el cuerpo, los pies y la piel de la nieve

Como al correr con lluvia o frío, también es importante tener una buena equipación cuando corres en la nieve. Para no perder demasiado calor corporal tendrías que ponerte un gorro y guantes cálidos. Pero no te olvides de los pies: unos calcetines Gore-Tex protegen los pies de la nieve y te mantienen cómodo y caliente.

Si vas a correr en invierno deberías plantearte la siguiente pregunta: “¿He pensado en mi piel?”. No te olvides de protegerla. La nieve y el frío pueden ser muy duros para la piel del rostro. Asegúrate de que usas una crema con un alto contenido de grasa. Y dado que la nieve refleja la luz solar también tienes que usar un protector solar, incluso en invierno.

Todo se reduce a respirar bien

Cuando fuera hace frío tienes que tener una buena técnica de respiración: respira por la nariz para calentar y filtrar el aire que va hacia los pulmones y los bronquios.

En resumen:

La parte más importante de tu equipación de running son las zapatillas. Necesitas unas con una buena suela, como unas para trail running que ayuden a tener una buena tracción en invierno y no resbalen. Escoge unas zapatillas de running que te den estabilidad y apoyo. Si son transpirables y resistentes al agua te mantendrán los pies secos. Los calcetines especiales de running transpirables ofrecen aún más apoyo y protegen los tendones de Aquiles y las pantorrillas.

***

CALIFICA ESTE ARTÍCULO

adidas Runtastic Team ¿Quieres perder algo de peso, ser más activo o mejorar la calidad de tu descanso? El equipo de adidas Runtastic te da consejos útiles y te inspira para que alcances tus metas. Ver todos los artículos de adidas Runtastic Team »