Ponte en forma con estos 8 snacks postentrenamiento

A woman is making a green smoothie in the kitchen

Tener un buen plan de entrenamiento es importante para perder peso, pero no deberías olvidarte de lo que tomas justo después de entrenar. Si te vas a comer comida rápida después de tu entrenamiento, nunca te librarás de esos kilos de más 😉

Después de entrenar, procura tomar una buena combinación de macronutrientes: los carbohidratos te proporcionan energía mientras que la proteína es esencial para unos músculos fuertes y firmes. ¡Y no te olvides de las grasas saludables!

Si quieres perder peso, prueba uno de las comidas proteicas que te presentamos a continuación:

Comida proteica postentrenamiento: Plátano con mantequilla de cacahuete

1. Plátano con mantequilla de cacahuete

Si tienes hambre después de entrenar, toma un plátano con una o dos cucharadas de mantequilla de cacahuete. Pero tiene que ser mantequilla de cacahuete pura: sin aditivos como el azúcar o el aceite de palma. El plátano te aporta carbohidratos, potasio y magnesio. Estos son importantes para recuperarte de tu entreno. La mantequilla de cacahuete contiene proteínas esenciales y grasas buenas, por lo que es una buena comida proteica.

Comida proteica postentrenamiento: Boniatos y huevos

2. Boniatos al horno y huevo

Nuestra receta de boniatos al horno te tomará un tiempo, pero merecerá la pena. Los boniatos y los huevos son la combinación perfecta si lo que quieres es una comida proteica con un alto valor biológico. Este valor especifica cuántos gramos de proteína del propio cuerpo se pueden producir por cada 100 gramos de proteína dietaria. Aunque tomes un alimento con 20 gramos de proteína, no quiere decir que el cuerpo vaya a ser capaz de absorberla toda. De ahí la importancia del valor biológico.

Comida proteica postentrenamiento: Yogur griego

3. Yogur griego con frutos del bosque

El yogur griego tiene un alto contenido de proteínas: unos 200 gramos contienen de 10 a 15 gramos de este macronutriente. Frambuesas, fresas y arándanos (frescos o congelados) son bajos en calorías, bajos en carbohidratos y ricos en antioxidantes.

Nuestro consejo: ponte el yogur en un tarrito y así será la comida proteica perfecta para llevar. Si te lo quieres tomar para desayunar puedes añadirle también algo de avena.

Comida proteica postentrenamiento: Edamame

4. Edamame

¿Conoces este alimento? Es un aperitivo genial si tu objetivo es perder peso. La soja verde es una legumbre muy baja en calorías: 100 gramos de edamame tienen unas 125 calorías. Para hacer una comparación, 100 gramos de patatas fritas contienen unas 500 calorías. Además, una ración de edamame te aporta casi 15 gramos de proteína.

Comida proteica postentrenamiento: Queso cottage

5. Queso cottage con crudités

El queso cottage natural es muy rico en proteínas. Pruébalo con palitos de zanahoria o de pepino. ¿O te apetece más dulce? Entonces espolvoréalo un poco de vainilla o canela.

¿Sabías que el queso cottage contiene mucha leucina? Este aminoácido ayuda a la síntesis de la proteína muscular después del entrenamiento. Cuantos más músculos tengas, más calorías quemarás estando en reposo. Así perderás más peso.

Comida proteica postentrenamiento: Ensalada de quinoa

6. Ensalada de quinoa

Una ensalada de quinoa es una comida proteica deliciosa y perfecta para después de un entreno. Si haces bastante cantidad la puedes guardar para el día siguiente y ya tendrás la comida lista. La quinoa es un seudocereal y una buena fuente vegana de proteína. 100 gramos de quinoa contienen casi 15 gramos de proteína. Un consejo: añade habas o garbanzos para un poco de proteína más.

Comida proteica postentrenamiento: cacahuetes y plátano

7. Batido postentrenamiento

La mantequilla de cacahuete y los plátanos son una combinación estrella, sobre todo si es un batido. Bátelos con un poco de leche, vainilla en polvo y cacao. Disfruta de un batido proteico y natural y sin edulcorantes artificiales.

8. Muffins salados

A plate with egg muffins with vegetables

Dos o tres muffins de verduras te dan mucha energía y proteína. Y lo mejor de esta receta es que puedes hacer muchos y así tendrás tu aperitivo ya listo para después de entrenar. Si para ti no tienen suficientes carbohidratos, puedes acompañarlos de una rebanada de pan integral.

Y tú, ¿cómo recargas las pilas después de entrenar? ¡Comparte tus trucos y recetas en los comentarios de abajo!

***

CALIFICA ESTE ARTÍCULO

Julia Denner Julia es dietista y una creativa cocinera. Está convencida de que una dieta variada y regular junto a un buen entrenamiento son las claves del éxito. Ver todos los artículos de Julia Denner »

Leave a Reply