Las mujeres en el deporte >> Rompiendo barreras

Mujeres en el deporte entrenando

¿Alguna vez has soñado con participar en una maratón? Puede que ya hayas imaginado la sensación de completar una carrera tras meses de entrenamiento, cruzar la meta y celebrar la hazaña con una medalla… ¿pero te has parado a pensar en que en el caso de las mujeres esta imagen es muy reciente?

Hasta hace no mucho, participar en eventos deportivos y celebrar este tipo de logros no estaba al alcance de las mujeres. En 1967 Kathrine Switzer fue la primera mujer que corrió en la famosa maratón de Boston con una inscripción oficial. Logró registrarse sin delatar su género al inscribirse usando sus iniciales “K.V. Switzer”. A pesar de recibir empujones durante la carrera, siguió adelante hasta completar la maratón.

mujer entrenando con cuerdas de batalla o battle ropes

Barreras en el deporte

Las mujeres suelen tener barreras en el deporte en muchos niveles. A veces son impedimentos externos, como la falta o poca variedad de opciones que suelen tener las niñas en los programas deportivos, el acoso sexual o aspectos de seguridad (como correr a solas), por ejemplo. Pero también pueden ser conflictos internos, cuestiones que muchas mujeres tienen asimiladas por tradición: sentir que nuestro cuerpo no está diseñado para el deporte, vernos demasiado delgadas, sentirnos pesadas, creer que no deberíamos trabajar la fuerza, llenarnos la cabeza de prejuicios, tener miedo del qué dirán, pensar que el deporte no es femenino… ¡muchas veces somos nosotras mismas las que nos frenamos antes de empezar!

Y, evidentemente, no es un tema que afecte solo a las mujeres, ¡este tipo de barreras también influyen en la vida de muchos hombres! No es fácil romper con los estereotipos, las tradiciones y mucho menos los muros que nos imponemos, pero nadie dijo que fuera imposible. El cambio comienza desde uno mismo.

¿Entrenamos?

El primer paso no es el más fácil, pero es el que más merece la pena. Tengas la edad que tengas, seas hombre o seas mujer, puedes contribuir a marcar la diferencia y empoderar a otras personas.

mujer haciendo sentadillas

1. Forma parte de un grupo

Si te cuesta ganar confianza para empezar a correr o a entrenar por tu cuenta, quizás te ayude hacer ejercicio en comunidad. Cuando nos juntamos con otras personas que comparten objetivos parecidos, todo suele ser más fácil.  Los clubes y grupos de algún deporte pueden ayudarnos a encontrar la motivación que necesitamos. En adidas Runners, por ejemplo, encontrarás comunidades de running que ofrecen gratis entrenamientos técnicos, sesiones de running con una gran variedad de ritmos y distancias, eventos especiales, etc. Encuentra tu comunidad AR local y anímate a conocer gente.

2. Rompe tus propias barreras

¿No sabes por dónde empezar? ¡No te desanimes por el simple hecho de ser principiante! Busca guías, lee consejos, pregunta a otras personas… ¿Ya haces deporte pero buscas nuevos retos? ¡Que nada te pare! Hoy en día es fácil encontrar la información que necesitamos para entrenar según objetivos específicos, basta con proponérselo.

3. Difunde el mensaje

Habla con otras mujeres y compartid vuestras experiencias, pero recuerda contar tu punto de vista también a los hombres que hay en tu vida. El tema de la desigualdad en el deporte es algo que podemos trabajar todos juntos: algo tan simple como entrenar con un amigo puede significar un paso más hacia la igualdad.

adidas watch us move

Autonomía y seguridad

Si te gusta correr sola, no significa que tengas que entrenar exclusivamente en la máquina del gimnasio. ¡Salir a correr al aire libre puede ser muy agradable! Basta con que tomes las precauciones necesarias según la hora y el lugar por el que tengas planeado correr.

Algunos consejos de seguridad:

  • Corre con material reflectante
  • No corras con auriculares
  • Usa algún dispositivo para rastrear tu paradero
  • Escoge rutas transitadas
  • Comparte tu ruta con alguien de confianza
  • Corre con tu perro

más visibilidad de las mujeres en el deporte

A lo largo de la historia las mujeres atletas han trabajado duro para crear más oportunidades para las futuras generaciones. Recuerda que cada vez que te atas el calzado para salir a correr, puedes estar inspirando a otras mujeres a hacer lo mismo. Sigue así y apoya a otras mujeres y niñas a mantenerse activas.

***

CALIFICA ESTE ARTÍCULO

Emily Lemon Con formación y experiencia en Traducción y Literatura, Emily se define como ciudadana del mundo que trabaja a favor de la comunicación intercultural. Ver todos los artículos de Emily Lemon »